back

Anónimo, México DF

Se origina de varias maneras, puede ser por vanidad, puede ser una manera de reaccionar a tus problemas que en ese momento son difíciles de resolver, puede ser una manera de llamar la atención porque te sientes sola, puede que se origine por una depresión, pero de cualquier manera que se haya originado, les quiero decir que es horrible, difícil de enfrentar y muy difícil de superar. Esta enfermedad día a día te va deteriorando tanto física como psicológicamente, que sin darte cuenta te puede llevar a algo más grave, o hasta la muerte. Yo soy víctima de esta enfermedad y a pesar del daño que me estoy haciendo lo sigo haciendo. Seguramente se preguntarán por qué. Pues es muy fácil decirles el porque. Lo sigo haciendo porque esto es un vicio, es decir, te acostumbras a comer y a vivir de cierta manera, y para recuperarte tienes que cambiar todo lo que llevas haciendo durante tiempo. También es importante decir lo difícil que es la lucha constante durante todo el día del diablito y el angelito, estos representan el “estoy contenta como estoy” y el “no es sano lo que estoy haciendo, ya no quiero seguir más así”. Esta lucha ronda en mi el 90% del día , ya que el mundo en el que vivimos todo torna en la comida: “te invito a comer”, “La cena de navidad” “vamos a comer”… es decir, mucho de lo social es la comida. También es difícil enfrentar día a día los mensajes que nos dan los medios de comunicación , la imagen que representan de la figura perfecta, esta imagen de la mujer extremadamente flaca, como lo mejor y lo más “in”. Esto nos influye en nuestra sociedad. Cada día existen más adolescentes con el afán de enflacar y parecerse a las modelos, con una figura y peso no sanos. Es impresionante como en el Colegio niñas de 11 a 18 años viven y se preocupan demasiado por su cuerpo. Hace como cinco años nada era igual había menos preocupaciones por el ¿Qué comer? Y ¿Cuánto pesas?. La vanidad en una persona es sano, no tiene nada de malo el quererse sentir bien, pero lo que ya es malo es la vanidad en exceso. Ya para terminar quiero decirles que no vale la pena la preocupación por un cuerpo y sacrificarnos para vernos como las modelos, lo que en verdad vale la pena en esta vida es que te sientas bien como eres y sacar el mayor provecho de tu persona y más que nada no preocuparte por cosas sin importancia como lo que es un cuerpo casi imposible de tener, sino preocuparte por ser mejor día a día y sacar provecho de tus habilidades.

July 26th, 2012 Posteado porpolgapema Filed in: Testimoniales

Fatal error: Uncaught Exception: 12: REST API is deprecated for versions v2.1 and higher (12) thrown in /home1/alfredo/public_html/wp-content/plugins/seo-facebook-comments/facebook/base_facebook.php on line 1273