back

Ansiedad

Sabías que la ansiedad y sus diferentes manifestaciones son las enfermedades más frecuentes en el mundo?

Que la ansiedad se puede presentar a cualquier edad y que implica grandes costos físicos y emocionales para quien la padece?

Que la ansiedad es una enfermedad tratable y que las personas que la sufren pueden comenzar a sentirse mejor en unas cuantas semanas?

La Inevitable y Deseable Ansiedad

Cuando hablamos de ansiedad nos referimos a un mecanismo natural de supervivencia con el cual venimos equipados todos. Se trata de un sistema de “defensa”, que está codificado en nuestros genes y que no solo es útil, sino deseable que funcione adecuadamente. Este sistema es el que nos permite prepararnos para afrontar o huir de una situación de peligro. Así, cuando “detectamos” que hay una situación de alto riesgo frente a nosotros, nuestro sistema de ansiedad se enciende y se comienzan a producir varios cambios en nuestro cuerpo, nuestras emociones y nuestra mente. Estos cambios son el resultado de la liberación de sustancias como adrenalina y noradrenalina entre otras:

  1. En primer lugar, resulta difícil el poderse concentrar, el seguir realizando tranquilamente las actividades que uno esté llevando a cabo. Si estoy descansando, no puedo seguir tranquilamente acostado. Si estoy comiendo, no puedo seguir sentado a la mesa fácilmente. Es decir, no se puede simplemente “ignorar” el peligro.
  2. Aparecen cambios físicos como taquicardia, respiración acelerada, sudoración, tensión muscular, boca seca, piel fría y pálida, pupilas dilatadas, y otros que tienen como finalidad prepararnos físicamente para un combate o una huída.
  3. Estado de hipervigilancia, con la sensación de que algo “negativo” puede ocurrir en cualquier instante. Estoy pendiente de cada sonido, de cada movimiento y de cada cosa que sucede a mi alrededor.

Si pensamos entonces en la ansiedad como un mecanismo útil, podremos entender que puede ser un motor muy importatne para que logremos cosas. Considera los siguientes ejemplos. Si el exámen no me genera ansiedad, no estudio. Si los animales feroces no nos generaran ansiedad, probablemente estaríamos extintos como especie. Este el principio sobre el cual la ansiedad es un mecanismo inevitable, genéticamente codificado y muy deseable.

La Ansiedad Enferma

Pero ¿qué pasa cuando nuestro mecanismo de ansiedad se enciende una y otra vez sin que exista alguna situación aparente de peligro? Entonces podemos empezar a hablar de un trastorno de ansiedad. Cuando este sistema está enfermo, la ansiedad se presenta de diversas maneras, como fobias, obsesiones, insomnio, inquietud, intranquilidad, nerviosismo, crisis de angustia (también llamadas ataques de pánico), desasosiego, etc. Los trastornos de ansiedad son un grupo de enfermedades que incluyen:

  • Trastorno de Angustia
  • Agorafobia
  • Fobias Específicas o Fobias Simples
  • Fobia Social
  • Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)
  • Trastorno de Estrés Postraumático
  • Trastorno Agudo de Estrés
  • Trastorno de Ansiedad Generalizada
  • Trastorno de Ansiedad Debido a Otra Condición
  • Trastorno de Ansiedad por Uso de Sustancias

De los Tratamientos

En caso de que se haga un diagnóstico positivo, recuerda que la ansiedad en cualquiera de sus presentaciones es una enfermedad tratable y controlable, y que con una intervención adecuada pueden comenzar a disminuir los síntomas en unas cuantas semanas. Para el tratamiento, tu médico puede sugerirte el uso de medicamentos ansiolíticos, los cuales ayudarán a regular la función de la adrenalina, noradrenalina y otras sustancias responsables de los síntomas ansiosos. Además, puede sugerirte acudir a una psicoterapia cognitiva, el tratamiento de elección para la este grupo de enfermedades. Esta consiste en aprender una serie de estrategias y herramientas que te permitirán manejar mejor las situaciones emocionalmente difíciles, a mejorar la confianza en uno mismo en términos de sentirse apto y capaz de afrontar los problemas de la vida diaria.

Es importante entender que así como la ansiedad normalmente no inicia de un día para otro, tampoco se va a resolver de un día para otro. Los tratamientos suelen ser difíciles porque se requiere de un esfuerzo importante para identificar las causas que disparan la respuesta ansiosa y trabajar con ellas. Además, por una gran ignorancia se piensa que los medicamentos ansiolíticos son malos, o peligrosos. Es importante que sepas que aunque algunos de estos medicamentos son de uso delicado, de ninguna manera significa que te van a generar un problema si los utilizas siguiendo claramente las instrucciones del médico especialista. A largo plazo o en dosis muy elevadas, algunos ansiolíticos llamados benzodiacepinas, pueden producir adicción. Por eso es importante que las bnezodiacepinas se utilicen únicamente mientras se resuelven las causas de la ansiedad, y NUNCA, como la forma de resolver la ansiedad.

Es importante seguir tres reglas básicas:

  1.  Siempre utilizar la dosis más baja necesaria.
  2. Siempre el menor número de tomas al día necesario
  3.  Siempre el menor número de días posible.

 

Nunca tomar el medicamento por tiempo indefinido. Recuerda que el medicamento no resuelva las causas de la ansiedad. Solo sirve para ayudarte a sentirte mejor mientras TU resuelves las causas, ya sea solo o con ayuda de un profesional.

Los ansiolíticos suelen tener muy pocos efectos secundarios, y puedes tener la seguridad de que bien controlados por tu médico, son un tratamiento altamente útil, confiable y seguro. Por ningún motivo te automediques con ansiolíticos.

Por otro lado, es posible que tu médico te mande medicamentos antidepresivos para la ansiedad. Esto es completamente normal, ya que este grupo de sustancias no solamente tienen funciones antidepresivas. Hoy en día sabemos que también tienen funciones antipánico, antiobsesivas, ansiolíticas, ayudan a controlar los impulsos, en fin, una serie de funciones que son sumamente útiles en personas que tienen ansiedad. Estos medicamentos no son de uso tan delicado como los ansiolíticos, y con frecuencia es necesario tomarlos durante períodos más largos.

Con un tratamiento adecuado, puedes recuperar tu sonrisa, tu tranquilidad, tu bienestar y tu alegría. ¡No dejes pasar más tiempo!

July 26th, 2012 Posteado poradmin Filed in: Ansiedad, Trastornos Psicológicos

Fatal error: Uncaught Exception: 12: REST API is deprecated for versions v2.1 and higher (12) thrown in /home1/alfredo/public_html/wp-content/plugins/seo-facebook-comments/facebook/base_facebook.php on line 1273